Que las mieles del triunfo no nos embriaguen la razón

22 Nov

Cuba campeón centroamericano¡Que desborde de alegría con el éxito del equipo Cuba de béisbol en los juegos de Veracruz! Es que hace tanto no ganábamos el preciado oro, que nos sentimos eufóricos sin importar el nivel del torneo.

Pero lo cierto, la verdad verdadera, es que tantos años sin amasar el título- al que tanto estábamos acostumbrados-ha nublado el análisis objetivo de muchos, que han disfrutado este triunfo como si se tratara del primerísimo nivel.

No es para tanto. Nuestro equipo estaba muy por encima de la calidad del resto, pues la magnitud del torneo no ameritaba ir con toda la “artillería pesada”, como hicimos nosotros. Es más, estoy convencido que era justo el momento de dar oportunidades a una selección de jóvenes salida de la primera Serie Nacional sub-23, e igual hubiésemos ganado, y hasta con mejor sabor.

Si Puerto Rico, dominicana, Venezuela y México, se hubiesen aparecido a Veracruz con todo su arsenal- que no es poco- tal vez, hubiese sido otro el final de la película.

¿Para que llevar a un torneo del nivel centroamericano a nuestros grandes ligas japoneses, cuando los demás van sin sus “monstruos”?

¿Era preciso realmente interrumpir el merecido descanso de Yulieski, Despaigne, Mendoza y Cepeda, tras varios meses en la exigente pelota nipona, para emplantillarlos en un torneo de tercera categoría?Cuba campeón centroamericano.pelota

Claro que no. Pudimos perfectamente dejarlos en descanso familiar y dar paso a talentosos jugadores jóvenes-es cierto que ya no quedan muchos porque ponen viento en popa- que seguramente se hubiesen entregado al máximo con total lucidez.

Pero no lo hicimos, por una sencilla razón. Había que tirarle con todo a Veracruz, como si se tratara del Clásico Mundial de Béisbol, pues la sequía de oro en las vitrinas, exigía a gritos esta medalla, como pequeña aspirina en medio de tantos dolores de cabeza acumulados en la pelota cubana.

En fin, fuimos y ganamos. Eso no es noticia para titular. La noticia hubiese sido que con la armada que llevamos nos hubiésemos quedado en el camino, como se ha hecho costumbre en los últimos tiempos.

Habrá que ver el año próximo, en noviembre de 2015, cuando se realice la primera edición del Premier y entonces todos los demás lleven la “artillería pesada”; o para el 2017 con el IV Clásico Mundial; o incluso antes, con los Panamericanos de Toronto.

Tendríamos que llegar allí, jugar en igualdad de nivel con todos, incluyendo a los que dejamos en el camino en los centroamericanos, con la diferencia de que para entonces reaparecen los “monstruos” y ya no será un paseo por Veracruz.

Mientras… ¡Cuidado con la euforia! Que las mieles del triunfo no nos embriaguen la razón. Que el disfrute sea con mesura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: