Circuito Nacional de Boliche, un sueño posible

1 Dic

Wilfredo Concepciónleyendo la información de mi colega Noire Aguilera Montaña sobre el Gran Prix de Boliche 2017 en su recta final en la Bolera de Palmares de la ciudad de Holguín, me pregunto, por qué no se acaba de constituir el Circuito Nacional de Boliche (CNB).

Sin pretensiones de ningun tipo, debo ser uno de los que más ha seguido y escrito sobre esta disciplina en Cuba, desde mi cercania a la organización de los torneos holguineros, que ya andan por su edición número trece, y contra viento y marea, con o sin ajustes en sus paradas–que los ha tenido–, siempre han mostrado calidad y competitividad.

Y sobre las pistas de la Bolera de la calle Habana, aquellos novatos fundadores se fueron curtiendo, y entre bolas y pines, strike y spear, depuraron la técnica que les permitió establecer jerarquías, como ocurre en todo deporte.

Holguín se hizo referente nacional en el boliche, gracias a estabilizar su campeonato que facilitó elevar  nivel a sus jugadores más habilidosos, despertando el interés de las principales figuras nacionales para venir  a contender, algunos con asistencia internacional incluso, donde más allá de victorias y derrotas, quedaba como resultado más importante el favorable saldo de la experiencia.

De esos intercambios surgieron diferentes torneos nacionales por invitación, como los organizados cada año en enero y abril por los aniversarios de la Revolución y Playa Girón, respectivamente, donde  competian bolicheros de La Habana, Matanzas, Camaguey, Sancti Spitirus y los anfitriones holguineros.

Todo ello, en gran medida se materializaba por el trabajo y esfuerzo de los propios jugadores, y de la administración de la Bolera holguinera en la persona del Ing Delmer Hechavarría, y de la dirección del Grupo Extrahotelero Palmares, con el otrora funcionario, Lic Wilfredo Concepción, además de la entusiasta familia Interian, así como Nadir Azze y  Lázaro Martínez, todos excelentes bolicheros.

La calidad estaba asegurada, y durante un fin de semana Holguín se convertía en la capital del boliche en cuba, a la espera de que en meses posteriores la competición cambiara de sede. Por eso sugerí la creación del (CNB), como la manera más eficáz de aglutinar todos esos torneos anuales en lo que sería algo así como la temporada de la modalidad.

Sin embargo, la intención  se ha enfriado un poco, incluso los torneos por invitación han ido espaciándose, por razones, tal vez más organizativas que económicas,pero que lo fundamental sería no dejar caer en la inércia lo que sin dudas pudiese ser el despegar   del boliche para devolverlo oficialmente a la competición nacional calendariada por el INDER, y crear las bases para insertarlo nuevamente en eventos internacionales a nivel regional.

Cieto es que no todas las provincias en Cuba cuentan con boleras, y con la excepción de Sancti Spiritus,que pertenece a la dirección de deportes, el resto son administradas por Palmares,pero Holguín es un ejemplo que con voluntad y deseos de hacer, trabajando organizadamente mano a mano con la dirección de deportes, se puede avanzar en la concreción finalmente del soñado Circuito Nacional de Boliche.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: